Trucos. Rutinas. Métodos de seducción. Pasos para conquistar a esa chica que tanto deseas. Para capturar las miradas de todas cuando entres al bar.

Esas eran las promesas que te vendían muchos gurús de seducción que buscaban convertir hombres grises, aburrido y hasta perdedores en un imán de mujeres.

Pero ya lo habrás notado: aprender todo esto no te convierte en alguien atractivo. Al contrario, te mantiene como un hombre inseguro, dependiente y muy obsesionado con los resultados.

Todo esto provoca que muchos hombres logren el efecto contrario en las mujeres. Las alejan.

No saben bien cómo o por qué, pero sus relaciones y su vida amorosa es cada vez peor y no entienden cómo cambiarlo.

Hoy quiero que juntos empecemos a hacernos preguntas más profundas que seguramente darán con el verdadero problema.

Analicemos 3 errores que muchos hombres hemos aprendido en el camino de convertirnos en hombres más atractivos y que arruinan las relaciones y alejan a las mujeres, sin que muchos se den cuenta.

Error nº1: Perseguir mujeres en lugar de trabajar en tu propósito superior

Yo entiendo que muchos hombres se obsesionen por conocer las formas más intrincadas para seducir mujeres. Quieren sentirse masculinos y atractivos. Quieren que esas épocas donde las mujeres los rechazaban terminen y nunca más vuelvan. Te lo repito: es entendible.

Pero muchos se van al otro extremo. Hacen de su vida un altar a perseguir mujeres, a conocer los últimos trucos sobre cómo abordar mujeres en bares y conocer los trucos mentales más avanzados para que ella quiera tener sexo con ellos. Y pasan por alto lo más importante.

Olvidan por completo su propósito superior. Una meta, un objetivo, un sueño o como quieras llamarlo al cual dedicar toda su vida.

Si me lo preguntas a mí, dedicar tu vida o por lo menos un gran porcentaje de tus días a perseguir mujeres y seducirlas, es algo patético.

La misión de un hombre no puede reducirse a perseguir faldas, a coleccionar experiencias sexuales ni muchos menos a hacer todo esto solo para presumir con sus amigos.

Lo que quiere una mujer no es un hombre que se desviva por ella y haga de todo por ella. Quiere un hombre que abrace su masculinidad, que se siente cómodo con quién es y sobre todo un hombre que sabe muy bien a dónde va y que no hay nada ni nadie que los desvié de ese camino.

El gran problema de creer que tu propósito de vida o que tu mayor aspiración es conquistar a esa chica que te gusta, es que cuando lo logres sentirás que tu vida no tiene sentido ni dirección.

Esta es una de las razones por las que muchos hombres cuando se casan se descuidan, suben de peso, están más estresados y aburridos con el camino que transitan.

Aprender trucos, rutinas y frases para seducir no es la mejor forma de convertirte en un hombre atractivo. Trabajar en tu propósito superior, un legado que dejar, una forma de dejar tu huella en este mundo, no sólo te convierte en un hombre atractivo, te convierte en un hombre superior.

Error nº2: Creer que insistir te hace ganar su cariño

Yo creo que esto es más que evidente. Insistir es una manifestación del tipo de mentalidad que tienes con respecto a las mujeres y las relaciones.

Y sobre todo demuestra la forma en cómo te percibes y te tratas.

Insistir parte de un espacio de necesidad y escasez. Un espacio que te empuja a aferrarte como naufrago a un pedazo de madera, cuando una chica muestra algún tipo de interés en ti.

Insistir se convierte en esa estrategia cuando no tienes nada más que ofrecer.

No estás forjando tu valor, no estás construyendo una realidad poderosa ni mucho menos construyendo una mentalidad de abundancia, y por ello recurres a insistir a esa chica para que se fije en ti.

Porque si estuvieras haciendo todo esto, no necesitarías insistir. Aceptarías las cosas como son. Si no le gustas, no le gustas. Punto. Y seguirías con tu vida conociendo más mujeres, disfrutando tu vida y creciendo.

Insistir no te va dar el premio. Ya no eres ese niño que insistía a su mamá para que le dé un dulce o pueda trasnocharse viendo la televisión.

Insistir sólo te empuja a creer que el cariño de una persona se gana en base al esfuerzo y sacrificio.

Error nº3: Buscar una relación desde la necesidad y escasez

Muchos hombres se topan con un video, con un artículo, con un libro, un curso, con un grupo en Facebook, un foro, o con la misma comunidad de seducción porque quieren resolver un problema: quieren más mujeres en su vida.

Y es así como ese libro te da 101 formas de conquistar a la mujer más guapa del lugar. Ese curso te enseña el método de 10 pasos para ser el tipo más atractivo que captura las miradas de todas. Un taller de fin de semana que promete convertirte en un hombre completamente diferente.

Pero nadie se pone a analizar en primer lugar la razón oculta que los orillo a buscar toda esa información.

Sí, estoy de acuerdo en que si quieres conocer más mujeres, tener más sexo o incluso una relación de pareja grandiosa, hay un montón y medio de cosas que puedes hacer para lograrlo. Pero con lo no estoy de acuerdo es que intentes rellenar ese vacío que sientes en tu vida desde un espacio de necesidad y de escasez.

Recuerda el primer punto. Nada de ello va convertirte en el hombre que quieres ser.

Buscar aprender cómo seducir mujeres sólo porque te sientes rechazado, aislado, solo y un perdedor, no solucionada nada. Estás poniendo un parche a un problema más profundo. Una pastilla para una pierna rota.

La razón de que las mujeres te rechacen no tiene su origen en que no tienes nada sexy qué decir o no sabes cómo acercarte a una, ni mucho menos no tienes una serie de historias que la impresionen.

El origen está en la mentalidad que tienes con respecto a las relaciones, es que buscas mujeres porque sientes una necesidad de ellas, sientes una escasez tremenda en tu vida, y todo eso se “huele”.

Las mujeres lo perciben, recuerda que ellas tienen una capacidad innata para detectar esas pequeñas señales de que están ante un hombre gris y aburrido.

Las mujeres te verán como el hombre que anhelan y desean cuando empieces a ser el hombre que realmente tú quieras ser.

No seas el hombre de sus sueños, sé el hombre de tus sueños.

Artículo anterior5 Cosas Que No Debes Esperar De Los Demás
Artículo siguiente5 Errores Que Alejan A Las Mujeres De Tu Vida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí