Sé que te has roto la cabeza más de una vez pensando en qué hiciste mal o las razones por las que esa chica que te gustaba se alejó de ti.

Parecían que las cosas marchaban bien. Todo estaba yendo cómo querías. Incluso ya veías ciertas muestras o indicadores de interés en ella.

Pero nada pasó.

Al final dejó de responder tus mensajes, tus llamadas, de buscarte y ahora te evita.

¿Por qué?

Para empezar, debemos aprender a diferenciar las razones reales de las imaginarias de por qué una mujer se aleja de ti.

Hay razones muy reales y validas del por qué una mujer se aleja: preocupaciones, problemas, ocupaciones que la alejan de ti y que ponen en segundo plano el tener una relación con un hombre.

Todo normal. Cosas que a ti también te pueden pasar.

Pero hay otras razones, unas imaginarias, que crees que son las únicas razones por las que se aleja de ti.

  • “Se alejó de mí, porque seguramente dije algo malo o la ofendí”.
  • “Ya no me contesta porque no seguramente le gusta otro”.
  • “No quiere salir conmigo porque seguramente soy muy aburrido y no le gusto”

Esto nos lleva a revisar cómo está nuestro amor propio, cómo está nuestra confianza y seguridad.

¿Haces un drama mental por qué te sientes inseguro y poco valioso?

Quizás el problema no es qué dijo ella o qué no hizo. Tal vez el problema es cómo te sientes por dentro y qué estás haciendo al respecto.

Con esto dicho quiero que analicemos 3 razones (que no son las únicas) de por qué una mujer se aleja de ti.

Ten cuenta que por mayor razón que exista para que una mujer se aleje de ti, no estás obligado a hacer algo para atraerla de nuevo.

Recuerda que un hombre de alto valor no tiene que hacer cosas extraordinarias para agradarles a las mujeres.

Si una mujer se aleja, comprende las razones, acéptalo y sigue conociendo otras mujeres.

Razón uno: simplemente no le atraías

Ya lo mencionaba en mi canal de YouTube, no hay nada que dañe más la mentalidad de un hombre que perseguir a una mujer que no está interesada en él.

¿Por qué lo harías?

¿Qué tiene esa mujer que no encontrarías en otra mujer?

Cuando persigues a una mujer a la que no le atraes, solo porque alguien te dijo o escuchaste que “quien la sigue, la consigue”, estás manifestando y reforzando una mentalidad de escasez.

¿Crees que ese tipo de mentalidad te hace algún bien?

No vas gustar a todas las mujeres y no tienes por qué hacerlo.

Así cómo a ti no te gustan todas las mujeres, no importa cuánto te esfuerces, no vas a gustar a todas.

Así que la lección aquí es que te relaciones con aquellas mujeres que te elijan, no a las que te tienes que convencer, perseguir o manipular para gustarles.

Razón dos: hay un tercero

Volvemos al mismo punto:

¿Por qué buscar a una mujer que no te tiene como su primera opción?

Si tienes que competir con otros hombres por la atención, interés y cariño de una mujer, estás alimentando esa mentalidad de escasez que te hace creer que hay pocas mujeres y que debes atrapar lo que puedas.

Si en la vida de esa chica que te gusta hay un ex que no puede superar, es mejor alejarte, mejor seguir tu camino y no atormentarte buscando la forma de “ganártela”.

Las relaciones no son una competencia, tampoco son una forma de mostrar tu poderío o superioridad. Y si lo haces, estás destruyendo tu autoestima por ganar el cariño de una persona.

Razón tres: no está preparada

Le interesas, le gustas… pero no se siente preparada para una relación, para tener un hombre en su vida. Y eso es algo que debes respetar.

Quizás ella salió recientemente de una relación, las heridas y recuerdos siguen muy frescos.

Es por ello que muchas mujeres se alejan cuando empiezan a interesarse en otro hombre, no quieren pasar por lo mismo, sienten miedo e incluso temen que las cosas vayan a terminar mal.

Si es tu caso, te pregunto:

¿Te gustaría empezar una relación con una mujer que se siente insegura, con miedos y que necesita encontrar su estabilidad emocional?

Yo creo que no.

De hecho, muchas relaciones codependientes empiezan de esta forma.

Uno de los dos – o ambos – no sanan sus heridas, no están bien emocionalmente y encuentran en una persona esa estabilidad y por ello no quieren dejarla ni acabar con esa relación por más toxica o dañina que sea.

Así que respeta ese proceso, apóyala si la consideras una gran amiga, pero no busques una relación con ella.

Ella tiene mucho que resolver internamente. Y tú no necesitas acelerar ese proceso de sanación.

Artículo anteriorLa Trampa De Aferrarse A La Visión De Alguien Más
Artículo siguiente¿Por Qué Cuesta Tanto Tomar Acción En Tu Vida? 3 Razones Que Te Están Deteniendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí