Ya has pasado por esto varias veces.

Sientes que has probado ya tantas cosas que ninguna parece hacer efecto.

Quieres rendirte.

No te explicas cómo a pesar de conocer tanto, de leer tanto y de escuchar tanto, sigues sin hacer realidad esos cambios que tanto quieres en tu vida.

La realidad, es que no importa si hoy te sientes cansado, debes continuar.

No importa si sientes que la motivación ha abandona tu cuerpo, debes tomar acción.

Pero, ¿cómo hacerlo?

¿Cómo romper la inercia en tu vida?

¿Cómo dar ese primer paso, y luego el siguiente y el siguiente hasta llegar a donde te has propuesto?

Muchos se obsesionan con conocer la técnica o la estrategia milagrosa para cambiar su vida de la noche a la mañana.

Y en ese afán están constantemente pensado:

Voy a organizarme mejor, voy a seguir planificando, voy a investigar un poco más…”

Cuando lo que necesitan NO es tener el plan perfecto sino emprender acción.

Todo lo que hace falta es que tomes una decisión.

Es esta decisión la que te ayuda a tomar acciones diferentes, si tomas acciones diferentes tus resultados serán diferentes.

Si lo sé, suena tan simple. Pero en la práctica llega a ser algo tan titánico, tan aterrador.

No sabemos muy bien cómo, pero caemos una y otra vez en los mismos patrones de pensamiento y comportamiento.

A continuación, quiero hablarte de 3 formas que nos sabotean al momento de tomar acción, o nos impiden mantenernos en movimiento una vez hemos dado ese primer e importante paso.

Perfeccionismo

El perfeccionismo muchas veces suena a virtud, a ser una persona con estándares altos y que no se conforma con un trabajo mediocre. Es por ello que este enemigo de la acción masiva e imperfecta es tan peligroso.

¿Cómo suena el perfeccionismo?

Seguramente lo has escuchado un montón de veces:

“Si lo hago, lo hago bien o no lo hago”.

Como ya te lo dije suena muy bien ante los demás. El problema es que utilizamos esto como excusa para no hacer nada.

Preferimos seguir postergando, no iniciar nunca, porque creemos que las condiciones o nosotros mismos no somos lo suficientemente perfectos para hacerlo.

En lugar de enfrentar nuestros miedos y empezar con lo que tenemos ahora, preferimos seguir engañándonos con la idea de que en algún momento en el futuro si podremos hacerlo.

Hoy no, mañana tal vez.

El perfeccionismo es muchas veces miedo disfrazado. Miedo de fracasar, miedo de exponerte, miedo a afrontar lo desconocido.

Pero entendamos que si esperamos ser perfectos, tener el plan perfecto o hacer las cosas perfectas, nunca haremos nada. Seremos siempre el ingenuo con grandes planes nunca ejecutados.

Está bien que quieras hacer las cosas lo mejor posible, pero las cosas nunca serán perfectas, sino perfectibles.

Procrastinación

El postergar constantemente es solo la evidencia de que algo no está alineado en tu vida.

Muchas veces ese algo es una falta de propósito.

Porque piénsalo… si tuvieras bien definido tu propósito de vida, con ello establecieras con absoluta claridad tus metas y estuvieras motivado de lograras lo más rápido posible, no tendrías razones para procrastinar.

En realidad, la procrastinación es falta de claridad.

Es como intentar ver tus metas a través de un lente extremadamente sucio. Podrás reconocerlas, pero te costará mucho.

Si la promesa es clara no cuesta emprender acción. Muchos se quedan atorados en el mismo lugar por esta falta de claridad.

  • Querrán ganar más dinero, pero nunca establecen cuánto.
  • Querrán verse mejor físicamente, pero nunca establecen cuánto quieren pesar.
  • Querrán tener un trabajo más estimulante, pero nunca se ponen a descubrir sus pasiones o talentos.

Cuando tienes esta claridad en tu vida es cuando empiezas a establecer prioridades.

Si sabes que leer ese libro, tomar esa lección, escribir ese informe, hacer esa presentación, contactar con ese cliente es importante para lograr tus metas, entonces no lo postergas por algo tan trivial como limpiar tu correo electrónico de spam o por pasarte el nivel de un videojuego.

En lugar de entrar en esa batalla constante para obligarte a hacer las cosas, mejor clarifica lo que quieres alcanzar y te aseguro que eso causará un clic de cambio en tu mente.

Falta de motivación

El gran problema de la motivación es que la mayoría la entiende mal.

Cree que la motivación es únicamente algo EXTERNO, una fuerza que algo o alguien allá afuera te la da.

Cuando la motivación es simplemente TENER MOTIVOS para hacer o no hacer algo.

En este sentido no existe la desmotivación, tú tienes motivos para ponerte a trabajar en tus metas o tienes motivos para ponerte a ver una película.

Tienes motivos para ponerte a hacer ejercicio o tienes motivos para seguir en la cama.

Entonces, ¿por qué muchas personas no se sienten motivadas?

Porque sólo buscan la motivación extrínseca.

Es decir, motivación proveniente del exterior, de videos, de su gurú favorito, de la charla con un amigo. Y descuidan y hasta ignoran la motivación intrínseca, es decir la motivación que viene de su interior.

Y aquí quiero dejar una cosa clara, no estoy en contra de que veas videos de motivación o que escuches esos mensajes motivadores.

Para mí el problema de la motivación extrínseca es que ésta no dura mucho en tu cuerpo es como tomarte un redbull, sentirás un envión de energía, pero esa energía no será eterna, a las pocas horas te sentirás igual.

En cambio, la motivación intrínseca es esa motivación que nace de tener claridad con tus metas, de saber muy bien por qué quieres alcanzarlas, encuentras las razones por las cuales moverte todos y cada uno de los días.

Como ya lo mencioné, encuentras motivos para estar moviendo.

Así que, ¿por qué quieres alcanzar tus metas?

¿Cuáles son las razones por las cuales quieres lograr esa o esas metas en específico?

¿Cómo afectaría tu vida el logro de las mismas?

¿Cómo te sentirías si ahora mismo ya fueran una realidad?

Es allí donde te aconsejo concentrarte todos los días.

Artículo anterior¿Por Qué Las Mujeres Se Alejan De Ti? 3 Razones Que Deberías Considerar
Artículo siguienteOlvídate De Ligar, Aprende A Conectar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí