Huimos del rechazo. No queremos afrontarlo. Es lo que acaba con la confianza de muchos.

Pero aquí quiero mostrarte como el rechazo, no solo es bueno para tu vida, sino que también puede llegar a ser una forma de elevar la calidad de tus relaciones con las mujeres.

Empecemos con una gran verdad:  

El rechazo siempre va a estar allí.

Quizá no sea de forma directa, como una mujer diciéndote que no le interesas. Pero se puede presentar de muchas formas:

  • Alguien te dice no para un trabajo que querías,
  • Tu jefe o supervisor rechaza tus ideas,
  • Tu pareja no siempre estará de acuerdo contigo,
  • …piensa en más situaciones similares

Así que la clave no es aprender a evitar el rechazo, sino aprender a lidiar con él.

La clave es llegar a un punto donde no te tomes el rechazo como algo personal, algo que atenta contra tu seguridad y confianza, y tengas esa firmeza emocional que te permita surcan esas situaciones en la vida.

A continuación, quiero presentarte 3 razones del por qué necesitas rechazado y por qué esto es bueno para tu vida.

1. Construyes confianza

Que el rechazo te duela no se debe a que la otra persona dijo o hizo algo que te hirió profundamente. Lo que te duele es la interpretación que tú le das.

Nadie puede herirte sin tu consentimiento.

Lo complicado surge cuando no somos capaces de entender esto y buscamos, con desespero, evitar el rechazo y todas las situaciones incómodas y dolorosas que pueden provocarlo.

Es así como muchos se sumergen en un estado de pasividad y apatía, donde a momentos tienen periodos de inspiración donde buscan cambiar sus vidas, pero siguen sin mover un dedo.

El rechazo es una forma muy positiva de demostrarte que aún no eres la mejor versión de ti mismo que puedes llegar a ser. Pero todo depende de cómo percibes el rechazo.

Si lo ves como una forma de calificarte:

“Si esa chica me acepta, soy un ganador. O si esa chica me rechaza, soy un perdedor”.

Siempre la vas a pasar muy mal.

En cambio, si lo ves como una forma de demostrarte cuánto has crecido, cuánta acción estás tomando, tu confianza va crecer.

Sí, puede que esa chica te rechace, pero al menos has tenido el coraje para acercarte, decir “hola” y mirarla a los ojos.

2. Ahorras tiempo

¿Qué pasa cuando quiere evitar que una mujer te rechace y buscar mostrarte como el hombre más romántico, atento, detallista y casi perfecto?

Que te dañas por doble partida.

Primero, el personaje que le estás mostrando a ella, no es quién en realidad eres es una fachada que construyes para impresionarla.

Eso viene acompañado con un gran desgaste de energía para que el personaje no se te caiga y ella vea quién eres en realidad. Siempre estarás pendiente de que ella no vea a través del velo que hay entre ambos.

Y segundo, cuando ella se dé cuenta (porque pasará tarde o temprano) sentirás que no has construido nada, que en realidad has perdido una gran cantidad de tiempo en una relación construida sobre máscaras. Quizá pasen semanas, meses o peor aún, años.

Si te arriesgas a ser rechazado, lo más pronto posible, mostrándote tal como eres, con tus inseguridades, miedos, heridas, manías, aspiraciones y sueños, no sólo estás demostrando gran confianza en ti, sino que también le muestra a ella a qué atenerse contigo.

Yo me imagino que no quieres a una mujer a tu lado, que mienta, que te diga una cosa y haga otra y que no sepas realmente quién es ella. Pues la forma más efectiva de construir relaciones duraderas, es través de la autenticidad.

Es mostrar directamente quién eres y que, si te rechazan, te rechacen lo más pronto posible.

En lugar de perder el tiempo con una relación que de todas formas iba a terminar cuando las verdaderas personalidades de cada uno salgan a la luz.

De esta manera filtras a las personas en tu vida. Porque si ella o cualquier otra persona en tu vida se engancha con el personaje que interpretas frente a ella, ella estará eligiendo al personaje y no a quién eres realmente.

¿Cómo crees que eso daña tu confianza y autoestima?

Si vas a por ese oscuro camino, terminarás creyendo que las personas nunca te apreciarán o aceptarán por quién eres, sino por lo que haces y por quién pareces ser.

De nuevo, ¿cómo crees que eso daña tu confianza y autoestima?

Es más, si te muestras tal como eres al inicio de una relación con una mujer, ese solo acto puede hacer más sólida la relación.

3. Pruebas tu fuerza

No es ningún secreto que las mujeres te prueban.

La gran mayoría de veces de forma inconsciente, pero si, te prueban para comprobar si eres esa clase de hombre que está a cargo de sí mismo, que es líder o dueño de sus emociones y que ha hecho ese trabajo interno que lo convierte en un hombre atractivo.

O simplemente, sigue siendo ese niño asustado o herido que aún busca a mamá para protegerlo.

El rechazo es una forma de demostrar la clase de hombre que eres y la fuerza que has podido desarrollar a lo largo de tu vida.

Y no, no me refiero únicamente a cómo gestionas el rechazo por parte de una mujer, sino al rechazo en general en tu vida.

Como ya lo establecimos el rechazo es algo que estará presente en tu vida. Y depende de cómo lo gestiones, estarás demostrando el tipo de hombre que eres.

La única forma en la que puedes desarrollar tu confianza y tu fortaleza masculina y todos esos aspectos que resultan muy atractivos para las mujeres, es cuando no tienes mayor problema de expresarte libremente, sin miedo a ser juzgado, sin ser reactivo, sin ser un niño pequeño al que le quitan el chupón y se pone a llorar.

El momento en el que las personas se dan cuenta que pueden herirte con excesiva facilidad, con cualquier comentario, con cualquier gesto o incluso, con cualquier acción inocente, empiezas a perder tu valor y te toman cada vez menos en serio.

Un hombre que sabe el material del cual está hecho, no teme al rechazo, piensa, dice y actúa a pesar de él.

Así que, la pregunta con la que quiero dejarte es la siguiente: ¿qué clase de hombre estás siendo y construyendo en tu vida ahora?

Artículo anteriorCómo Desapegarte De Una Persona
Artículo siguienteLa Trampa De Aferrarse A La Visión De Alguien Más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí